Skip to content

Manuel Serrano, indigno presidente del Consejo Social de la UZ

04/12/2013
by
Manuel Serrano (fotografía de Nuria Soler. El Periódico de Aragón)

Manuel Serrano (fotografía de Nuria Soler. El Periódico de Aragón)

Acaba de llegar y ya sobra. Me refiero al nuevo presidente del Consejo Social de la Universidad de Zaragoza, que entra como un elefante en una cacharrería, sin mostrar un mínimo respeto al trabajo realizado por esta institución y por su comunidad universitaria, y presto a reformar (es decir, a recortar) como mandan los jefes: Manuel Serrano Bonafonte (Samper de Calanda, 1937, concejal por el PAR en el primer ayuntamiento democrático de Zaragoza y magistrado del Tribunal Superior de Justicia). Ya está tardando el Rector en publicar una respuesta contundente y nítida respecto de la entrevista publicada el lunes 2 de diciembre por Heraldo de Aragón. En la que le publica el Periódico de Aragón parece que va un poco más fino, sin esconder sus simpatías por la privada.

¿Se puede presidir el Consejo Social de la Universidad de Zaragoza sin creer en la universidad pública de Aragón y sin creer en la justicia social? Parece ser que sí, según los intereses, la función que le encomienda el Gobierno de Aragón -lo propone la Comunidad Autónoma “oído el Rector”- y la función que piensa asumir. Pero, ¿se debe presidir ese órgano sin creer en la Universidad de Zaragoza ni en la justicia social? Tajantemente no, por eso Serrano no debería estar ni un minuto más al frente de ese cargo, a menos que se retracte de lo dicho y publicado en Heraldo.

Su experiencia en la universidad pública es escasa, como él  mismo reconoce sin apuros: dos años como vocal en el Consejo saliente “poco tiempo para conocer a fondo la universidad, pero suficientes para darme cuenta de sus problemas y de la necesidad de acometer reformas en profundidad“. Para Serrano, se puede aprobar con un 5, pero si te faltan recursos económicos para estudiar, entonces tienes que sumar a tus problemas económicos un endurecimiento selectivo de las reglas: ¿no tienes dinero? Entonces necesitas no un 5, sino un 7. Eso es lo que querría el Sr. Serrano, a quien le parece que “la exigencia de un 5,5 para tener derecho a una ayuda es escasa (…) poca exigencia. Tengo otra consideración sobre las becas“. Ya lo vemos, Sr. presidente, ya lo vemos…

Mal empezamos. Otro reformista más, que pega más en la universidad privada San Jorge que en la pública de Aragón… porque, en el fondo, ¿en qué consistirían esas reformas? ¿En dotar de estabilidad presupuestaria a los proyectos universitarios? NO. ¿En buscar financiación para favorecer la movilidad de la comunidad universitaria? NO. ¿En encontrar respaldo para la internacionalización de la universidad pública? NO. ¿En contribuir a garantizar condiciones acordes con los principios del Espacio Europeo de la Educación Superior? NO. ¿En garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación superior? NO. ¿En mejorar los servicios que procura la Universidad pública de Aragón? NO. ¿En hacer de nuestra Universidad una institución cercana? NO. ¿En trabajar para lograr que la Universidad de Zaragoza pueda ser el motor de desarrollo de Aragón, sin que  tenga  que mendigar año tras año por una financiación suficiente? NO, para nada, diga lo que diga, y si no, al tiempo, si sigue ahí.

El nuevo presidente del Consejo Social de la Universidad de Zaragoza considera, eso sí, que sobran “profesores y personal de administración y servicios“… así que alguien debería contarle YA el “érase una vez Bolonia”…  a ver si se entera. Pero que no lo hagan en su nuevo despacho. Casi mejor si intenta aprenderlo en su casa, porque este tentáculo del Pignatelli, diciendo lo que se atreve a decir, no viene a aportar nada positivo a la Universidad de Zaragoza.

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. Ignacio permalink
    04/12/2013 10:01 am

    Buen análisis. Un apunte, para haber nacido en 1987 está bastante mal conservado… 😉

    • 04/12/2013 10:12 am

      Jajaja, gracias! Es 1937… Enseguida lo corrijo! Un saludo muy cordial

  2. Marisa permalink
    20/12/2013 3:42 am

    MUY de acuerdo, Nieves. Lástima que casi seguro no servirá para nada. Yo me fui de la Universidad de Zaragoza, donde trabajaba, en el año 1985. Y me fuí porque dejó de ser Universidad y empezó a ser política. Me da mucha pena constatar que en tantos años hemos avanzado tan poco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: