Skip to content

Actitud sospechosa de Oliván con el Hospital de Alcañiz

04/02/2013
Con Santiago Sedeño, delante del hospital de Alcañiz, en mi última visita

Con Santiago Sedeño, coordinador de CHA en Alcañiz, delante del hospital, en mi última visita

Desde el grupo parlamentario CHA llevamos más de un año preguntándole al consejero Oliván sobre el futuro del nuevo edificio del hospital de Alcañiz, pero no suelta prenda. Si fuera a pagar el proyecto con su dinero, no tendría nada que decir, pero quienes vamos a ponerlo somos la ciudadanía aragonesa, así que le reclamamos que dé la cara y hable con claridad. Es la tercera tanda de preguntas que le hacemos, desde que nos enteramos de la intención del Gobierno de Rudi (a través de Oliván y, luego, de la propia presidenta) de privatizar el hospital de Alcañiz, público y de gestión pública en la actualidad. Pero le da igual y pasa por completo de su obligación y de su propia responsabilidad.

¿Tiene Oliván algo que ocultar? Él sabrá, pero parece que sí, porque es, como poco, sospechoso que siga negándose a soltar prenda sobre su propio trabajo como consejero de Sanidad… como para que venga luego el PP con su letanía sobre la transparencia y bla bla blá, que no es más que para la galería, y más ahora, que se les ve con el agua al cuello con todo el escándalo de corrupción que envuelve a la cúpula del partido de Rajoy con los papeles de Bárcenas.

Por si alguien se pregunta qué es eso tan raro que Oliván no quiere responder, aclaro qué estamos preguntando: con qué empresas privadas está hablando y/o negociando, qué tipo de contratos prevé, qué condiciones se plantean en el pliego de condiciones, qué plazos barajan, qué consecuencias tiene la privatización en la toma de decisiones del hospital y en su personal, qué consecuencias se derivan para los usuarios procedentes de las comarcas atendidas en el cantro… Lo lógico, ¿no? Algunas de estas cuestiones han sido abordadas por el consejero en sus viajes a Alcañiz, como la del pliego de condiciones, que el 26 de diciembre pasado daba casi por cerrado…

Las respuestas que recibimos el viernes vuelven a ser evasivas inconcebibles en un cargo público. En declaraciones a los medios de comunicación Oliván ha afirmado que está manteniendo reuniones con empresas y cuando tiene que responder en las Cortes, no lo desmiente, pero se salva con un “todavía no se ha concretado la vía a utilizar” y, por tanto, “es prematuro hablar de reuniones con empresas privadas”. ¿Es o no es ocultar sus gestiones? La respuesta no hay por dónde cogerla, después del tiempo que hace que anunciaron la privatización del hospital de Alcañiz…

Sobre el tipo de contrato, Oliván también insiste en que no se ha concretado “bajo qué tipo de contrato de los regulados en la Ley de contratos del sector público se va a realizar la construcción”, y que tampoco está “todavía decidida la ejecución de las obras mediante la celebración de un contrato de concesión de obra pública en el que se adjudica a una empresa privada las obras de edificación y la posterior explotación del hospital o alguna de sus instalaciones”. ¿Cómo encajar esta respuesta con sus declaraciones en Alcañiz? ¿Está encubriendo a alguna empresa que prefiere no darse a entender todavía, como decimos en Aragón?

Y en cuanto a los plazos para la construcción del nuevo edificio, que el PP se comprometió machaconamente a impulsar mientras duró la campaña electoral de 2011, Oliván se limita a señalar, una vez más, que no puede fijar ningún cronograma de construcción y puesta en funcionamiento “hasta que la Comunidad Autónoma no tenga la plena disponibilidad de los terrenos” y explica que en este proceso “queda pendiente que se abone el justiprecio a los propietarios para que el Ayuntamiento de Alcañiz pueda cederlos”. De risa, vaya… porque el PP gobierna en Alcañiz y en Aragón, así que no nos vengan con tonterías…

En resumen: Oliván ni afirma ni desmiente, pero se niega a soltar prenda, como si fuera el amo del cotarro, cuando todo lo que haga lo hace desde un cargo público y manejando dinero público. Está ocultando información y no me cabe la menor duda de que el consejero sigue adelante con su obsesión por privatizar un hospital de la red sanitaria pública aragonesa, y esta ocultación es sospechosa y una prueba más, insisto, de que cualquier discurso del PP sobre su compromiso de transparencia, no es más que pura palabrería hipócrita, obligada por las circunstancias.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: