Skip to content

La Justicia que Aragón merece

15/11/2012

La primera Comisión Especial de Estudio constituida después de ocho años en las Cortes, a instancias de Chunta Aragonesista, ha aprobado un Dictamen sobre la propuesta más ajustada a nuestra realidad como país en la anunciada reforma de la Ley de demarcación y planta judicial. Pero, además, ha permitido mantener un interesante debate centrado sobre el modelo de Justicia que queremos para Aragón.

Aragón debe dar respuesta a los retos de la Justicia del siglo XXI como servicio público fundamental, y debe conseguir una Administración ejemplar que, teniendo en cuenta las singularidades de nuestro territorio, el envejecimiento y dispersión de la población, su baja densidad y demás circunstancias específicas, marque una huella destacada de buena organización y funcionamiento.

Necesitamos una Administración de Justicia eficaz, eficiente, equilibrada y que de verdad, por su proximidad y rapidez, aporte justicia en las relaciones sociales y personales y responda a los retos que la sociedad le demanda.

El documento Bases para una nueva Demarcación Judicial, del Consejo Superior del Poder Judicial y asumido por el ministerio de Justicia, fue el que nos puso en guardia. Algunos de sus planteamientos, como la supresión de 9 de los 16 partidos judiciales en Aragón, ignoran nuestra realidad territorial, poblacional y administrativa aragonesa y requerían una reacción de rechazo contundente, como así fue.

El artículo 68 del Estatuto de Autonomía establece que es a Aragón a quien le corresponde la determinación de los límites territoriales de los órganos jurisdiccionales, y a las Cortes de Aragón, fijar por ley la capitalidad de las demarcaciones judiciales. En defensa del autogobierno era, por tanto, oportuno y obligado apelar al respeto al orden constitucional de competencias.

El debate ha puesto también de manifiesto la necesidad de avanzar en la mejora y en la modernización de la Administración de Justicia, incluida la implantación efectiva de la nueva Oficina judicial, porque la Administración de Justicia ha sido la gran olvidada, de forma consciente o no, por los gobiernos de nuestra historia democrática. Su situación actual es de claro riesgo de colapso y se llegaría a un estado de coma profundo si no fuera por el notable esfuerzo y tesón que ponen todos los trabajadores de la Justicia y los operadores jurídicos para que funciones.

La urgente modernización tecnológica y la profunda racionalización del trabajo son fundamentales para afrontar un nuevo método de trabajo. Pero hay más cuestiones. La ciudadanía acude cada vez más a la Justicia y el derecho a la tutela judicial efectiva es un derecho reconocido constitucionalmente que no se puede cercenar con subidas desproporcionadas de tasas judiciales. Lo denunciamos desde CHA, y lo denuncian los profesionales del derecho y los jueces.

El Dictamen emitido por la Comisión Especial parlamentaria abre las puertas a estas y otras reflexiones: modernización tecnológica en programas y equipos; redefinición y adaptación de la Demarcación Judicial Aragonesa a la organización comarcal; desarrollo en todo el país de las Oficinas Comarcales de Juzgados de Paz de Aragón, servidas por profesionales de la justicia -Agrupaciones de Juzgados de Paz-, para facilitar el acceso a la Justicia de los ciudadanos de los núcleos rurales; definición e implantación gradual de la Nueva Oficina Judicial Aragonesa, comenzando por la configuración de servicios comunes, a partir de las infraestructuras existentes.

Dentro de las propuestas de la Comisión Especial está la puesta en marcha de un foro parlamentario permanente que debería poder dar cabida a todos los agentes implicados para proponer soluciones a los problemas que puedan irse generando en el futuro.

Y para lograr un servicio de la Justicia con mayúsculas, será necesario que todos los responsables en la materia entren en una nueva dinámica. Aragón cuenta con condiciones para ser, en este sentido, un referente en eficiencia y calidad, con un coste económico totalmente asumible que deberá priorizarse sobre dispendios inasumibles o caprichos personales de los gobernantes de turno.

(Artículo publicado en El Periódico de Aragón hoy 15 de noviembre de 2012)

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: