Saltar al contenido

¿Fusiones bancarias? Pérdidas para Aragón, seguro…

29/05/2012

Estábamos ante la crónica de una muerte anunciada: la de las cajas de ahorros, tal y como las conocíamos, iniciada por acuerdo entre el PSOE de Zapatero y el PP de Rajoy, allá por verano de 2010. El  Real Decreto-ley 11/2010, de 9 de julio, de órganos de gobierno y otros aspectos del régimen jurídico de las Cajas de Ahorros, significó el punto de arranque para un proceso que, a decir verdad, todavía desconocemos hasta dónde puede llegar. Por lo pronto, el proceso de bancarización significó una injerencia clara en las competencias autonómicas (art. 71.33 del Estatuto de Autonomía de Aragón: «Cajas de Ahorros con domicilio en Aragón e instituciones de crédito cooperativo público y territorial, en el marco de la ordenación general de la economía«). El futuro de Aragón estaba en juego y ahora más, pero el Gobierno de Aragón ni está ni se le espera, como suele decirse.

¿Qué tenemos casi dos años después? Una fusión entre Ibercaja y Caja, con consecuencias económicas, laborales y sociales poco halagüeñas que aún no se ha materializado por completo y, desde ayer, el anuncio de una fusión entre Ibercaja y Caja3 con Liberbank (Cajastur, Caja Cantabria, Caja Extremadura y Caja Castilla-La Mancha) para dar lugar·a un nuevo banco cuyo domicilio social estará en Madrid… no en Aragón.

La vuelta de tuerca al proceso de involución autonómica en el que parece obsesionado el PP de Rajoy es más que evidente. Está claro que Rajoy no quiere que exista ningún poder económico territorial que no pueda controlar y esta operación tiene más de juego político que de económico o propiamente financiero.

A la inevitable pérdida de puestos de trabajo y cierre de oficinas que desempeñaban un servicio vertebrador en el territorio que temíamos en la primera fase de fusión, ahora se une la más que segura pérdida de ingresos para Aragón, al sacar de aquí las sedes sociales de los entidades aragonesas y, sobre todo la pérdida de capacidad de decisión en el respaldo financiero a proyectos territoriales de carácter estratégico para Aragón y hasta respecto de las propias plantillas de empleados. Lo cuenten como lo cuenten, las cosas, en este sentido, no van a mejorar… Luego empeorarán. Y ya, del compromiso social ni hablo…

Desde CHA explicamos hace un par de años que lo que había que hacer era defender el carácter vertebrador del las cajas en el territorio, canalizador del ahorro, impulsor de proyectos familiares y empresariales, y colaborador en proyectos estratégicos para el desarrollo económico de Aragón. Chesús Yuste, entonces portavoz de Economía y Hacienda en el G.P.CHA de las Cortes de Aragón, y ahora diputado de CHA en el Congreso, lo dijo bien claro.

En el momento actual, el Gobierno de Rajoy, con el tan poco fiable ministro De Guindos a la cabeza, está llevando una política financiera tan errática que no ofrece ninguna garantía, y es difícil no pensar en el desastroso «caso Bankia». De momento, no vemos más que perjuicios, y cuando empiece el goteo de despidos, cierre de oficinas y demás, lo veremos.

¿Quién decidirá a partir de ahora sobre el respaldo financiero a proyectos de calado para el desarrollo de este País? Lo veremos pronto, insisto.


No comments yet

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: