Skip to content

#Recortes y #repago sanitario: llamen a las cosas por su nombre, por favor

19/04/2012

Hoy ha pasado por las Cortes el consejero de Sanidad, Ricardo Oliván para informar (supuestamente) sobre las decisiones del Consejo Interterritorial de Sanidad de ayer, pero no ha aportado nada que no hubiéramos podido leer en la prensa. Decepción (relativa). Yo esperaba que explicara las afecciones del recorte de los 7.000 millones de de euros en Aragón, pero no tenía hechos los deberes el consejero… Total, que nos hemos quedado con las ganas. Lo único claro es que las medidas de Rajoy (a instancias de Alemania y del FMI), asumidas sin pestañear por el Gobierno PP-PAR de Rudi, no van a mejorar la calidad del sistema sanitario público aragonés. Yo diría, que más bien todo lo contrario. Eso sí, erre que erre en que va a haber copago farmacéutico, que no sanitario. Y encima esperan que nos lo creamos…

Mal, que el PP (y en Aragón, junto con el PAR) recorte partidas presupuestarias relacionadas con la salud pública y la sanidad en general. Mal, que, a más a más, nos digan que habrá recortes adicionales por valor de 244 Mll de euros en políticas sociales (incluida la sanidad) y el Gobierno PP-PAR de Rudi tenga que reajustar su presupuesto (sin aclarar nada, por cierto).

Mal, que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad reduzca su presupuesto sanitario un 15,01% a costa de las transferencias destinadas a las Comunidades Autónomas dedicadas a programas de mejora de la calidad de la asistencia sanitaria, prevención y promoción de la salud. Mal, que ahora tenga que re-readaptar el Gobierno de Aragón su presupuesto por el recorte adicional de 7.000 millones de euros más…

Pero que encima tengamos que soportar la verborrea del Gobierno con eufemismos y palabras biensonantes para ocultar la realidad, es difícilmente soportable, y el último ejemplo lo tenemos en las declaraciones vertidas por la ministra de Sanidad, Ana Mato, tras al Consejo Interterritorial de Sanidad que tuvo lugar ayer miércoles 18 de abril: donde pegan hachazos, son “ajustes” y “ahorro”, así que donde quieren hablar de copago-repago puro y duro el Gobierno de ha sacado de la manga “aportaciones en farmacia”. Y hoy también estaba molesto el consejero Oliván cuando nos escuchaba a la oposición criticarles sus recortes.

De momento, se saben en falta, y la ministra Mato concluyó la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de ayer pidiendo perdón por adoptar las medidas que van a adoptar y que van a significar 7.000 Mll menos. Luego menos bromas con la alegría con la que el PP vende estas supuestas soluciones que van a cargarse poco a poco la sanidad pública.

La ciudadanía española abona directamente un 20,7 % del gasto total en servicios y productos médicos, frente a una media comunitaria del 14,4 %, según datos correspondientes a 2009 e incluidos en un informe de la CE sobre los sistemas sanitarios nacionales” (Expansión.com 18/4/2012). ¿Y aún nos toca apechugar más? Así quedan las cosas:

La reforma sanitaria gravará más a l@s usuari@s del sistema sanitario público que necesiten recetas médicas. De momento,  se establece un aumento progresivo del copago actual en función de la renta, y los pensionistas tendrán que pagara partir de ahora  un porcentaje de sus fármacos. La ley se aprobará el Consejo de Ministros de este viernes y se hará efectiva en dos meses, así que habrá que esperar a ver qué dice el texto completo.

Norma general

Trabajador@s en activo. Si cobran más de 18.000 euros pagarán el 50% del precio de los medicamentos recetados, en vez del 40%. Con renta inferior a los 18.000 euros anuales, sin obligación de tributar en el IRPF, se sigue con el 40%, así como las familias numerosas.

Pensionistas. A partir de ahora deberán abonar el 10% del precio de los medicamentos (desaparecen las recetas “rojas”).

Personas en paro. El Gobierno aplicará la gratuidad de recetas médicas cuando se carezca de prestación por desempleo.

Excepciones a la norma general

Trabajador@s en activo con rentas altas. Recetas “verdes”: con rentas superiores a un determinado umbral, que podría ser los 100.000 euros anuales, se pasarían de pagar el 40% actual a pagar el 60%, hasta un máximo de 60 euros mensuales.

Pensionistas con enfermedad crónica: Si pagan por sus recetas más de 8 ó 18 euros en función de su pensión, podrán reclamar que se les reembolse la diferencia.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: