Skip to content

¡Indignante! La explotación femenina, en ocasiones, no tiene límites

05/10/2011
tags:
by

Cuando leo o me entero de algunas cosas, y sobre todo en relación con las mujeres, paso auténtica vergüenza. Ahí va un ejemplo: “La Inspección de Trabajo investiga a dos empresas que obligaban a sus empleadas a colgarse un cartel para ir al baño“. “Pulsera roja para las empleadas con el periodo”. Estas dos noticias, publicadas hoy en El País me parecen de lo más indignante e indigno que he leído y oído últimamente, junto a la sentencia del juez que concluía que no es un insulto que un hombre llame a su esposa “zorra”. No me imagino qué sucedería si hubiera algo similar al revés con cualquier otro tema… Y luego, el 8 de marzo, todo el mundo a rasgarse las vestiduras, eso sí.

La Inspección de Trabajo investiga a dos empresas que obligaban a sus empleadas a colgarse un cartel para ir al baño.

JAVIER RUIZ – Murcia – El País, 04/10/2011

La Inspección de Trabajo investiga a dos empresas del grupo El ciruelo, ubicadas en las poblaciones murcianas de Cieza y Alhama, por presuntas prácticas discriminatorias hacia las mujeres. La denuncia parte del sindicato UGT, que asegura que en el almacén Agronativa de Cieza, dedicado al manipulado y envasado de productos hortofrutícolas, las mujeress son obligadas a “pedir permiso para ir al aseo, y a llevar una tarjeta colgada al cuello cada vez que quieran usarlo”. Dos trabajadoras han sido despedidas de estas empresas por dar a conocer su situación.

Entre las normas impuestas por la empresa para velar por su productividad, según el sindicato, está “no exceder los cinco minutos en el interior del baño.” Al parecer solo existen tres cartulinas para una plantilla de 400 trabajadores, que deben turnarse para entrar y salir de la sala de empaquetado, pasar por los dispositivos de control y utilizar el aseo en ese breve espacio de tiempo. En caso de que tarden más tiempo, la empresa les descuenta 30 minutos de su jornada, que cobran a razón de 5,75 euros la hora, según afirma la secretaria de Igualdad y Política Social de la Federación de Trabajadores Agroalimentarios de UGT, Encarna Pérez.

Las trabajadoras dejan de beber líquidos para no tener que ir al aseo, a pesar de que realizan jornadas de trabajo que pueden superar las 12 horas, según recoge el escrito dirigido a la Inspección.

UGT también acusa a la empresa de amonestar a las mujeres para que “no se queden embarazadas“. Una trabajadora rumana despedida a raíz de las denuncias asegura que al comunicarle su embarazo a una de las encargadas, esta le espetó: “Aquí se viene a trabajar, no a tener hijos“. Esta empleada prefiere mantener el anonimato por miedo a no encontrar trabajo a partir de ahora. “Nunca me había sentido tan humillada en mi vida”, afirma en unas declaraciones al periódico La Opinión de Murcia, donde explica que también ha reclamado a Agronativa atrasos y el pago del transporte.

El secretario general de UGT en Murcia, Antonio Jiménez, ha asegurado que el sindicato “no va a consentir” ninguna actuación tan “denigrante.” Según la Federación Agroalimentaria de este sindicato, se han puesto denuncias en la Inspección de Trabajo, que actualmente están en fase de investigación.

El País ha tratado de hablar con los responsables de los dos almacenes de la compañía, que se han negado a hacer declaraciones.

Pulsera roja para las empleadas con el periodo

El tabloide británico Daily Mail denunció en diciembre del pasado año que un empresario noruego obsesionado con la productividad obligaba a sus trabajadoras que tenían la regla a identificarse con un brazalete rojo para controlar el tiempo que pasaban en el baño. De este modo las portadoras de la pulsera tenían justificación para estar más tiempo en el aseo. (Comentario personal mío: lo siento, pero a veces me parece que vivimos entre marcianos infames… y lo siento por los marcianos, no vaya a ser que haya alguno por ahí y aún no lo hayamos localizado)

Aunque no es el único precedente. En 2008, el Ayuntamiento de Torremolinos envió una circular a todos los departamentos en la que obligaba a los empleados a justificarse ante el jefe cada vez que tuvieran que levantarse de su puesto. Se colocaron paneles en los que se apuntaba el tiempo transcurrido y un código para cada caso: 1 para fumar; 2 para ir al aseo y 3 para comprar una botella de agua en la máquina expendedora. Todo muy ordenado.

¡QUÉ VERGÜENZA, COMO MUJER, COMO CIUDADANA, Y COMO TERRÍCOLA contra semejantes ejemplos de abusos machistas!

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. Aurora permalink
    05/10/2011 7:18 pm

    Y en el caso de los hombres ¿cuándo hacen sus necesidades de micción y/o defecacción van también con tarjetas? Y cuando tienen esas necesidades perentorias de extraerse el esperma ¿les colocan la tarjeta amarilla, blanca,…?
    Hay que ser equilibrados y equilibradas para todo (entiéndase sin abusar de circunstancias, derechos, obligaciones, responsabilidad) y crear un clima agradable y adecuado en en entorno laboral, la productibidad y satisfacción mejorará.

  2. Maite permalink
    05/10/2011 9:07 pm

    No olvides que las reglas las pusieron los hombres, y su mayor triunfo es que las defendamos y obliguemos a otras a llevarlas a cabo
    Siendo sarcástica, igual es que mean champán y defecan oro, de ahí que no importe el tiempo que dediquen.
    Este comentario no va por todos, solo a aquellos que crean y apoyan estas normas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: