Skip to content

Una noche en la ópera… de Aragón

05/09/2011

¿Recuerdan la escena de Una noche en la ópera de los Hermanos Marx y su famoso diálogo sobre “las partes contratantes de la primera y segunda partes”, un galimatías absurdo que siempre provoca risa? Pues en Aragón estamos viviendo algo similar, pero sin pizca de gracia: la presidenta del Gobierno quiere que Biel represente a su gobierno frente al Gobierno central: ¡el presidente del PAR, un partido que dice que no gobierna, y el presidente del partido que supuestamente “no gobierna” es también el presidente de las Cortes de Aragón!

Luisa Fernanda Rudi hizo en su discurso de investidura una encendida defensa del parlamentarismo, la regeneración política y la transparencia. Pura fachada, porque si nombra presidente de la parte aragonesa de la Comisión Bilateral Aragón-Estado al presidente de las Cortes, termina con la separación de los poderes legislativo y ejecutivo que residen en las Cortes y en la DGA respectivamente.

El informe de los servicios jurídicos parlamentarios, redactado a petición de nuestro grupo parlamentario, es categórico y se opone a este nombramiento recordando que la Comisión Bilateral un órgano intergubernamental y que, por tanto debe presidirla un miembro del Gobierno de Aragón.

El informe advierte de la indefensión en que quedan los grupos parlamentarios para controlar la acción de gobierno de una persona que preside las Cortes, no pertenece al Gobierno y, por tanto, nada tiene que informar sobre ello. Y si se nos impide ejercer nuestra función esencial de control, se vulnera el derecho fundamental a la participación política. Esto es gravísimo, porque estamos hablando de la representación del pueblo aragonés y de los instrumentos democráticos.

José Ángel Biel no parece dispuesto a renunciar a ninguno de sus papeles protagonistas, en las Cortes, en la Comisión Bilateral, y hasta en la Comisión Mixta de Transferencias, en la que ha sido nombrado representante del PAR. Esta confusión entre cargos de representación institucional y política es inaceptable, y de ello tiene buena culpa quien se lo permite, Rudi ahora y antes otros.

El PAR enreda la maraña insistiendo en que no forma parte del gobierno y aceptando quince direcciones generales y la dirección de organismos públicos…o nombrando a uno de esos directores generales como asesor: Javier Callizo, director general de Patrimonio, ha sido designado representante del PAR en el Consejo de Enseñanzas Artísticas, adscrito al mismo departamento del que dependen ese órgano y la propia gestión de Callizo.

¿Se puede dejar de ser director general por un rato para representar a tu partido como asesor en tu propio Gobierno? Yo creo que no, pero si el jefe de filas hace lo que hace desde la presidencia de las Cortes de Aragón, ¿qué otra cosa se puede esperar?

Son muy malos tiempos como para dejar pasar como un desliz sin importancia semejante atropello contra el sistema democrático. Y, aviso a navegantes: no es posible un cambio de Reglamento de las Cortes de Aragón capaz de transformar la naturaleza, las funciones y el sentido profundo de esta institución. Por si acaso.

(Artículo publicado hoy lunes 5 de septiembre en Heraldo de Aragón)

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: