Saltar al contenido

El triste Día de Aragón de un triste Gobierno PSOE-PAR

23/04/2011

Para Día de Aragón descafeinado, el 23 de abril de este año. Los medios de comunicación estatales nos informaban desde el punto de esta mañana de que hoy era Sant Jordi y, además (como quien quiere la cosa), festividad en otras comunidades autónomas (entre ellas, Aragón).

Buena parte de la culpa la tiene un Gobierno PSOEPAR descafeinado y esbafau que está pidiendo a gritos un recambio. Esta mañana he asistido a los actos organizados por el Gobierno en el Salón de la Corona del Pignatelli (el mismo lugar en el que Marcelino Iglesias y José Ángel Biel despilfarraron -que sepamos- casi 200.000 €  de todas y todos los aragoneses para festejar el protocolo de acuerdo con los promotores del gran fiasco de Gran Scala).

Al parecer, el Gobierno de Aragón piensa que vale con que celebremos el Día de  Aragón las personas invitadas a su convocatoria institucional. La idea que tienen de Aragón el PSOE y el PAR se ha visto bien clara una vez más, aunque este año, insisto, se han cubierto de gloria. Y que no utilicen la excusa de la retransmisión a través de los medios de comuniciación públicos… ¡faltaría más!

Pero la realidad es que fuera, salvo las actividades programadas por CHA en diferentes puntos de nuestro País, o inciativas populares o privadas como comidas, el «Labordeta Clásico», o la bandera de Aragón que se ha ido configurando con flores a los pies de la estatua del Justicia de Aragón, en Zaragoza, poco más.

El PSOEPAR se han dedicado a otras cosas que les son, al parecer, más productivas… y por eso suenan más falsas las palabras de Biel hablando del poco peso de Aragón, de la identidad aragonesa o cualquier otra cosa que le pueda venir bien al PAR para aparecer como el zorro justiciero aragonés (que siempre llega tarde, claro está, para no tener que hacer nada salvo quejarse). ¿No están en el Gobierno? Pues eso.

En cuanto al acto del Pignatelli, y antes de ningún comentario, envío desde aquí mi enhorabuena a un emocionado Carlos Barrabés, excelente ejemplo de emprendedor adaptado a los tiempos que corren, y a las Cámaras de Comercio aragonesas, por su apoyo a las empresas aragonesas, sobre todo en su internacionalización.

Y felicito, asimismo, a Mª José Hernández y Anchel Pablo, que han interpretado estupendamente dos canciones de José Antonio Labordeta, al grupo musical y los protagonistas del espectáculo «Corazón, cuerpo y mente».

Y del resto, no me resisto a incluir mi opinión. En primer lugar, sigo sin entender qué o quién obliga a una entrega de premios que, a mi modo de ver, es absolutamente ridícula.

Que para entregar el premio tengan que salir el presidente de Aragón (Iglesias) y el vicepresidente (Biel), como si fueran pareja de siameses, me parece increíble. ¿O es que sólo lo vemos quienes estamos sentados? Tremendo reparto durante doce años de territorio y de ganancias (supongo que con las pérdidas discutirán más), que hoy han vuelto a evidenciar en un fracaso rotundo de bicefalia, porque ni entre dos han sido capaces de gobernar en condiciones este País, Aragón. ¡Vaya Gobierno desgobernado!

¿Y el discurso de Iglesias? Por cierto, él, que en los debates de política general de las Cortes «se atreve» a hablar de «País», hoy no se ha atrevido. A eso se le llama saber hablar para la galería, ja ja. De hecho, no sé qué obsesión tenía con la idea de que nuestra comunidad autónoma ha sido fundamental para la construcción de España y de Europa. ¿Cómo van a celebrar en condiciones el 23 de Abril si sólo están preocupados con eso?

En cualquier caso, es como si se hubiera cogido algún discurso que le escribieran hace años y que ha añadido la Expo y poco más. De otro modo, es imposible entender cómo el presidente de Aragón nos ha contado semejantes historias sin asumir ninguna responsabilidad en nada de lo que está sucediendo (insiste en que la culpa la tienen unos «malos» que maljugaron con las hipotecas muy lejos de aquí y que los recortes se los debemos a Grecia, Irlanda y Portugal: ¡qué fuerte, de verdad!).

Escuchar a Iglesias decir que «nadie nos ha regalado nada» y que «el futuro lo ganaremos trabajando» es, sencillamente, una broma de mal gusto. Iglesias y Biel, en nombre de todas y todos los aragoneses, le han regalado, de momento, al Gobierno Central más de 400 millones de euros en una mala negociación del pago de la deuda tributaria. A uno y otro les debemos el que como consecuencia de otra pésima negociación para la financiación autonómica, en Aragón recibamos menos dinero del que nos correspondería año a año (para alegría de comunidades como Andalucía o Cataluña, que les ha ido bastante mejor por tener mejores negociadores). Pero claro, de eso nada.

Iglesias se ha atrevido -¡INCLUSO!- a sacar de nuevo el fantasma del trasvase del Ebro, él, que fue trasvasista como pocos (supongo que eso no se pasa de la noche a la mañana), y que pertenece a un partido, el PSOE, que ha planteado en estos tres últimos años dos trasvases del Ebro a Cataluña. No lo olvidemos. Como si no supiéramos que con mayoría suficiente, PP o PSOE, indistintamente, trasvasarán para saciar las demandas de sus colegas levantinos…

Y venga con Yesa (proyecto previo a un futuro trasvase, como saben perfectamente en el PSOE), pese a los informes muy preocupantes para la seguridad ciudadana y con un sobrecoste tremendo, un proyecto que el PSOE, por cierto, no ha puesto en marcha porque no ha querido.

Y venga con Biscarrués, aunque 35 hectómetros cúbicos no resuelven ni en sueños las necesidades de agua para regadíos ni compensan las graves afecciones sociales que tienen en la comarca de la Plana de Uesca-Hoya de Huesca), pero que les da mucho juego al resto de los partidos políticos, pese a los preocupantes informes que aconsejarían abandonarlo…

Pero nada de otros acuerdos en el que todos los partidos hemos estados de acuerdo en Aragón, como Almudévar y Valcuerna, que significarían 350 hectómetros cúbicos… Al parecer sólo les interesa incidir en las diferencias para aprovechar el tirón electoralista. Y como tienen quien les siga el juego, les va muy bien, pero las necesidades de agua siguen sin resolverse de forma adecuada.

Ya ni hablo de la «nueva cultura del agua», que debió de quedarse enterrada tras el lema de la EXPO 2008 bajo algún montón de carpetas… Bla, bla, bla del que ya ni se acuerdan ni Iglesias ni Biel. Eso, como lo del nuevo modelo económico, que Iglesias y Biel resuelven recortando las inversiones públicas productivas y hasta las partidas para I+D, justo al revés de lo que habría que hacer.
 
Y del resto, también increíble: porque anda que no es increíble que Iglesias hable de «retrasos en la TCP«, cuando Zapatero se ha despedido con 53.000 millones de euros para el Corredor Mediterráneo de Cataluña, proyectos de innovación en el País Vasco, la finalización del proyecto AVE en Galicia… ¿Canfranc? No, de eso no ha hablado, ni de los desdoblamientos de los tramos tan peligrosos de la N-232 y N-II, comprometidos y olvidados por el partido del que es Secretario de Organización.

Y ya, cuando se ha referido a ciertos «retrasos» en proyectos culturales, casi se me escapa la carcajada. ¿Cómo tendrá valor? Supongo que se referirá al Fleta, al Espacio Goya, a proyectos museísticos en Teruel, a la ampliación del Centro de Arte y Naturaleza en Huesca, a Sigena, al desarrollo del Centro Dramático de Aragón… ¿Quién sabe? No ha nombrado a ninguno. A lo sumo, ha mencionado la «recuperación» de los célebres Bienes, que, como consecuencia de lo que el Gobierno PSOEPAR han hecho y de lo que no han hecho (mucho en uno y en otro caso), dudo mucho que vuelvan en este siglo, por mucho que el propio Iglesias anunció en diciembre de 2005 que estaban a punto de de regresar. Insisto: ¡qué fuerte!

Por lo demás, su teoría de que aquí hemos llegado tarde a la crisis y que ya estamos saliendo no se la deben de creer ni en su casa, con todos mis respetos. Y esa inconsciencia (o frivolidad) al hablar es la que explica también que se atreva a decir cosas que no son verdad. Porque no es verdad que los recortes presupuestarios no hayan afectados a las políticas sociales.

¿Cómo no van a afectar a los servicios públicos de educación, sanidad o atención social  los brutales recortes presupuestarios de su  Gobierno? Claro que afectan: empeorándolos y postergando proyectos necesarios como el Hospital de Alcañiz o el de Teruel, centros de día, mejora del sistema educativo… ¿Qué pueden pensar tantas familias aragonesas que lo están pasando mal cuando le oyen decir que de esta crisis «saldremos trabajando juntos», si él hace años que no está aquí para trabajar por Aragón?

En fin, una despedida propia de Iglesias y del Gobierno PSOEPAR que no han querido poner los pies en el suelo en ningún momento, ni están dispuestos. En su momento de mayor agonía y falta de ideas y liderazgo, siguen negándose a reconocer que no han hecho bien su trabajo, que han trabajado poco y que tienen mucha responsabilidad en la pérdida paulatina de peso de Aragón en el conjunto del Estado.

Más vale que hay elecciones en pocas semanas, porque eso significa que puede haber esperanza. Hoy por hoy, el tandem PSOEPAR no existe más que para mantener calientes los asientos del Pignatelli y para fotos de pareja que se prestan a todo tipo de bromas, como hoy, de un Gobierno que no ha estado a la altura de las circunstancias y que, en el momento actual, pide recambio a gritos.

Si este Gobierno dura un año más, acaban hasta con el Día de Aragón. Se les ve venir… ni reivindicación, ni sentimiento de País, sólo conformismo y puro aletargamiento social.

No comments yet

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: