Skip to content

Universidad de Zaragoza, futuro incierto

19/01/2011

El Gobierno PSOE-PAR ningunea a la Universidad de Zaragoza sin ningún rubor, y no se puede ni se debe permitir que prosigan en ese camino.

Repite hasta la saciedad que la Universidad pública aragonesa cuenta con una financiación muy superior a la de hace 15 años, sin recordar que entonces Aragón no tenía transferidas las competencias universitarias, y que, en la actualidad, con independencia del número total de alumnado, la Universidad de Zaragoza cuenta con muchas más titulaciones y especialidades. Y casi avergüenza tener que recordarle a los poderes públicos que la construcción del modelo europeo de la educación superior no era un slogan y les implica e interpela muy directamente a ellos.

Es cierto que hay un grave problema de orden económico que la Universidad lleva arrastrando desde hace demasiado tiempo. La Ley de Ordenación del Sistema Universitario de Aragón se aprobó en 2006 sin resolverlo y el Gobierno ha lanzado el problema hasta 2012… como mínimo. Por si fuera poco, PSOE y PAR han aprobado una autoenmienda a su Proyecto de Ley de Presupuestos para 2011 mermando la transferencia básica de la Universidad de Zaragoza. Está todo dicho.

Pero hay un problema que me parece aún mucho más grave: el de su credibilidad, que el propio Gobierno de Aragón se empeña en minar poco a poco con las declaraciones públicas de sus responsables y con la actitud mantenida en las últimas legislaturas.

El equipo PSOE-PAR desprecia y desperdicia en su día a día las aportaciones intelectuales y el gran activo que representa la Universidad y su comunidad universitaria. ¿De qué sirve insistir en que la Universidad tiene que abrirse a la sociedad si el Gobierno de Aragón no confía en ella y no cuenta con ella salvo en aquellos casos que permiten que el presidente o el consejero o consejera de turno se den un buen barniz intelectual, cara a la galería, junto a alguno de sus muchos y brillantes equipos de investigación?

¿De qué sirve cantar las alabanzas de la institución universitaria de vez en cuando ante los medios de comunicación si luego no encuentra el momento ni la ocasión para aprovechar su potencial?

Que el Gobierno de Aragón no incluya ninguna representación expresa de la Universidad de Zaragoza en la Comisión Asesora de Museos, por poner un ejemplo, es un insulto a la Universidad, que cuenta entre su personal docente e investigador con personas de valía reconocida nacional e internacionalmente.

Que el Gobierno de Aragón determine que tan sólo una de las 23 personas que conforman el Consejo Aragonés del Patrimonio Cultural Aragonés represente a la Universidad, teniendo en cuenta la existencia de titulaciones como Historia del Arte, Bellas Artes, Arquitectura, etc., es otro insulto.

En el fondo, el Gobierno está renunciando al conocimiento generado desde nuestra universidad pública para no tener que verse obligado a someterse a la opinión de personas expertas y poder tener las manos libres en todo momento, pero su actitud irresponsable sólo sirve para ensanchar, de forma preocupante, una grieta cada vez más abrupta entre la sociedad aragonesa y su Universidad.

(Artículo de opinión publicado en Heraldo de Aragón, hoy 19 de enero de 2011)

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: