Skip to content

Cultura en la DGA: barra libre por decreto

29/12/2010

Antes de ayer, lunes 27 de diciembre, supimos, por el Boletín Oficial de Aragón, que el Gobierno de Aragón había aprobado dos decretos: el Decreto 228/2010, para regular el Consejo Aragonés del Patrimonio Cultural (previsto en la Ley 3/1999 del Patrimonio Cultural Aragonés) y el Decreto 229/2010, para regular las Comisiones Asesoras de Museos, de Arqueología y Paleontología y de Patrimonio Etnológico y Musical  (modificando así el decreto inicial que las creó en 1997). Y al leer los textos, comprendimos que el Gobierno de Aragón pretende seguir haciendo de su capa un sayo, pero ahora mediante decreto.

Después de 12 años de gobierno, y a 5 meses de las elecciones, la coalición PSOEPAR quiere despedirse con el sello de la casa: tengo mayoría… luego hago lo que quiero. Hasta el momento,en el departamento responsable de Cultura se han tomado decisiones basadas mucho más en el “compincheo” que en opiniones expertas, más en la búsqueda del brillo facilón y del impacto mediático (que han sido casi siempre inútiles) que en el sentido común. Y, si han demostrado que le tienen terror a algo, es a los criterios independientes y al debate.

Si con esas actitudes se hubieran conseguido grandes logros, me tendría que tragar alguna de mis palabras. Pero los objetivos alcanzados no han sido ni mucho menos suficientes para ocultar tanto fracaso y tanta frustración de expectativas (Gran Teatro Fleta, Centro de Arte Contemporáneo de Aragón, Centro Dramático de Aragón, Espacio Goya, Orquesta Sinfónica de Aragón…). Está claro que estamos ante un ejemplo bien ilustrativo de una pésima gestión del dinero público y de una falta de planificación.

¿Y qué llega ahora? Más de lo mismo, en contra del espíritu de la propia Ley del Patrimonio Cultural Aragonés, en cuyo artículo 78 se prevé la constitución del Consejo Aragonés del Patrimonio Cultural como órgano consultivo y asesor de la Comunidad Autónoma.  Pero, a este Gobierno seducido por la contratación de asesores, nunca hasta ahora le había parecido oportuno ponerlo en marcha: ha preferido consultar a quien ha querido y para lo que ha querido. Lo que ya no sabemos es si las personas consultadas han actuado como ONGs o si han percibido algo por ello…

Y para más inri, la consejera de Cultura ha pasado por encima de sus propias palabras. En una de sus respuestas a preguntas de mi Grupo Parlamentario, su excusa para no activar las diversas Comisiones Asesoras era que primero había que constituir el Consejo Aragonés del Patrimonio Aragonés y que éste debía pronunciarse al respecto. ¿Y qué opinión ha tenido? Ninguna, por supuesto, ya que que los decretos han sido publicados el mismo día. Tarde, y al mismo tiempo, luego sus explicaciones eran una excusa más para marear la perdiz.

Desde el G.P.CHA llevamos mucho tiempo detrás de este Consejo y de la regulación de las Comisiones Asesoras, y nos hemos escuchado de todo, desde que no eran necesarias –preferían montar sus grupos de expertos colegas “independientes”- hasta que estaban en ello, con años de borradores.

En octubre de 2009, CHA defendimos la PNL 104-09 para que se constituyera de una vez el Consejo, y aunque pedíamos que fuera en 3 meses, aceptamos alargarlo a 6 meses para que los partidos del Gobierno asumieran el compromiso, y recalcamos mucho la importancia del proceso participativo que tenía que haber para su conformación, como podéis comprobar en el debate que tuvo lugar en la Comisión de Educación, Cultura y Deporte.

La iniciativa quedó aprobada por unanimidad, y el Consejo debía haber visto la luz en abril pasado… pero tampoco fue así. Y las respuestas de la consejera a las preguntas que le formulé en Pleno, el 7 de mayo de 2010, no aportaron ninguna información sobre el proceso -participativo o no participativo- que se estaba siguiendo. Lo que sí es cierto es que nunca se informó en el BOA de que se abría ningún procedimiento de información pública para poder presentar alegaciones, y la consejera no quiso decir a quiénes habían informado, si lo habían hecho.

La realidad es que el Consejo Aragonés del Patrimonio Cultural nace viciado, de forma opaca, y todo es más de lo mismo. Cultura quiere seguir teniendo las manos libres para seguir actuando al margen de expertos independientes, y la prueba la tenemos en la propia composición del Consejo y de las Comisiones aprobadas.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: