Skip to content

¡Sálvese quien pueda!

20/12/2010

Marcelino Iglesias está teniendo serias dificultades para compaginar su cargo con el de secretario de organización del PSOE, en el que está volcado. Sólo interviene en las Cortes aragonesas una vez al mes, cuando le obliga el Reglamento, para responder a una pregunta de cada grupo de la oposición en breves minutos y se limita a cubrir el expediente, con poco entusiasmo.

Hace unos días, sucedió con dos temas de gran actualidad: Savia y el informe del Tribunal de Cuentas sobre 2004 y 2005. En el primer caso, Iglesias se agarró a las tesis de su consejero de Economía, Alberto Larraz, justificando al Gobierno y sin aclarar su papel en el fracaso de la empresa aeronáutica Composite Aeronautic Group (CAG), pese a los millones de dinero público que nos ha costado y por los que hemos pedido que se constituya una Comisión de Investigación.

Mantuvo la misma actitud -actuar como si todo fuera normal– ante la investigación abierta sobre posibles delitos e irregularidades detectadas en las actuaciones del Gobierno de Aragón durante los años 2004 y 2005. El Informe del Tribunal de Cuentas es demoledor y la Fiscalía ha abierto diligencias preliminares para determinar posibles responsabilidades del Gobierno de Aragón en la gestión económica de dichos años, algo que no había sucedido nunca.

Si 2008 fue el año del fiasco Gran Scala, y en 2009 saltó la presunta trama de corrupción de La Muela, 2010 es el año del Tribunal de Cuentas, que le dice al Gobierno de Iglesias y Biel cosas tan graves como que gestionan el dinero con oscurantismo, de manera irresponsable, con adjudicaciones poco claras de contratos millonarios… con siete departamentos de su gobierno implicados. ¡Y el Tribunal todavía no ha fiscalizado los ejercicios presupuestarios de los años 2006, 2007, 2008…!

El máximo responsable de un gobierno tiene que saber estar a la altura de las circunstancias, y a Iglesias se le ve fuera de juego. En lugar de solicitar comparecer en las Cortes con la primera de las graves sospechas que están apareciendo sobre la forma en que se ha estado gestionando el dinero público, se escabulle. ¿Acaso cree que la gente no ve con preocupación estas noticias, y más en tiempos de crisis?

El empeño del Gobierno en proclamar una normalidad que la realidad desmiente, en disfrazar fracasos como el de la iniciativa aeronáutica de Savia-C.A.G., y en tapar desfases y despilfarros de millones de euros, sólo sirve para acentuar la sensación de desconfianza y descrédito hacia los políticos y las instituciones.

No podemos permitirnos otros seis meses con un presidente ausente, que no quiere afrontar la realidad ni ofrece explicaciones, ni con una coalición en la que una mitad (PAR) se está dedicando a hacerle la oposición a la otra (PSOE).

Hemos pasado del gobierno “más estable de la historia democrática reciente” -como tantas veces hemos tenido que escuchar- al “sálvese quien pueda”. Lo más grave es que, en medio de tantos temas pendientes y una crisis que afrontar, Iglesias y Biel hace tiempo que van a lo suyo.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: