Skip to content

NO rotundo a la mina de Borobia

11/08/2010

Tenemos unos rincones inigualables en Aragón que muchas veces desconocemos, y por ello nos falta más conciencia sobre la necesidad de defenderlos con uñas y dientes. Esta mañana, Ricardo Martínez, portavoz de la Plataforma en Defensa del Agua y la Tierra, ha sido nuestro guía excepcional para llegar hasta uno de ellos: el Pozo de los Chorros, en Bijuesca (Comunidad de Calatayud).

 
 
 

Foto del Pozo de los Chorros, en Bijuesca, río Manubles, tomada esta mañana con mi móvil

Hemos llegado a primera hora de la mañana, junto con Bizén Fuster (nuestro diputado portavoz en la Comisión de Medio Ambiente de las Cortes), Belén Palacín (presidenta del ligallo de Comunidad de Calatayud), y otros compañeros, entre los que se encontraba, por ejemplo, Elvira Esteban (concejala de CHA en Calatayud). Queríamos visitar el corazón del río Manubles: una maravilla… Ahora ben, si  la explotación de la mina de magnesitas en Borobia acaba siendo realidad, nos quedaremos sin el valor paisajístico y ecológico de ese y de otros lugares con gran diversidad de flora y fauna y, por tanto, sin posibilidades de futuro para muchos de nuestros pueblos. 

Nos ha faltado el bocadillo... pero volveré pronto (foto de Carmen Montañés)

Un lujo de temperatura y un entorno estupendo para leer, comer… o echarse un baño (si se tiene valor suficiente, porque el agua debe de estar por 15-16 grados). ¡Una maravilla de microclima! Lo único que puedes pensar allí es que hay que preservar a toda costa lugares como ése, e impedir la apertura de la mina que hipotecará el desarrollo de las poblaciones que se abastecen de éste y de otros ríos, sobre todo las más cercanas a la explotación, como Calcena, Pomer o Purujosa.

Si el Gobierno de Aragón conociera y entendiera de verdad la suerte que tenemos de contar con parajes como esta zona, no actuaría con la dejación que le caracteriza y, en consecuencia, y no hubiera permitido que este proyecto llevara arrastrándose por los despachos tantos años. ¿Qué mejor intermediario que el propio Gobierno de Aragón para defender nuestros derechos ante la Junta de Castilla y León (puesto que Borobia está en Soria) y ante el propio Gobierno central?

Desde CHA llevamos años oponiéndonos a este proyecto y años denunciando la pasividad del Gobierno de Aragón, que ha preferido dejar el tema en manos de la Junta de Castilla y León, cuando la realidad es que Aragón sufriría los efectos más negativos de una mina cuyas primeras noticias datan ya de 1999.

No nos hemos parado y hemos participado en todas las movilizaciones. En 2005 reclamamos información al Ministerio de Medio Ambiente en el Congreso de los Diputados, de la mano de José Antonio Labordeta. Hemos impulsado y logrado acuerdos en las Cortes de Aragón para reclamar al Gobierno de Aragón la defensa de la calidad de las aguas y de la sostenibilidad medioambiental de las cuencas de los ríos Manubles, Aranda, Isuela, Ribota,  Mesa y Piedra. Hemos presentado alegaciones al proyecto… y aún debemos seguir adelante, porque el Gobierno de Aragón no ha conseguido frenar nada.

El proyecto debería haberse paralizado hace muchos años pero, por desgracia, a medida que pasa el tiempo el proyecto se ha ido consolidando. ¿Por qué ha esperado el Gobierno PSOE-PAR a hacer algo además de presentar alegaciones al proyecto de explotación y estudio de impacto ambiental correspondiente? ¿Por qué ni Iglesias ni Biel se han molestado lo más mínimo en hacer algo? ¿Por qué los diputados y diputadas aragoneses en el Congreso de los Diputados tampoco han hecho nada para detener el proyecto de la mina de Borobia (a cielo abierto)? ¿Por qué la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha mantenido un silencio sepulcral, sabiendo que las principales afecciones las sufrirán los acuíferos y el nacimiento del Manubles?

Con tanto silencio se explica que Aragón y las comarcas limítrofes con Soria hayan desaparecido totalmente de los planos y de los documentos de estudio de impacto ambiental: no aparece ni Pomer (a menos de 3 km. de la concesión prevista), ni el Parque Natural del Moncayo, ni las zonas ZEPA existentes (a menos de 1.000 m.)…

¿Conocerá la zona el presidente Marcelino Iglesias? Y a su socio, José Ángel Biel, presidente del PAR ¿le habrá acompañado alguna vez a recorrer el río Manubles el consejero de Medio Ambiente y secretario general de su partido, Alfredo Boné? Y no será porque lleven pocos años en el Pignatelli. Puede ser que hayan estado por allí, no digo que no… pero cuesta creer que alguien que haya visitado la zona no reaccione con rapidez y contundencia en contra de la mina. Y para lo poco que han hecho, ha habido que empujarles una y otra vez.

Desde CHA vamos a seguir respaldando las movilizaciones ciudadanas en favor de un futuro sostenible para nuestras comarcas y, por tanto, en contra de la mina de Borobia. En el mes de septiembre llevaremos el tema a las instituciones europeas, porque la explotación minera vulnera las Directivas europeas Marco del Agua y la de Hábitats. Algunas de las consecuencias directas de su explotación serán la destrucción del acuífero, del que se alimentan los ríos de Comunidad de Calatayud y Aranda, la necesidad de bombeo constante de agua, y la consiguiente contaminación del propio agua y modificación morfológica del terreno. ¿Acaso le parecía esto poco al Consejero de Medio Ambiente para reaccionar a las primeras de cambio? ¿Cómo piensan tener pueblos vivos y si dejan  que nos maten nuestros ríos?

 

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: