Skip to content

Discriminación salarial femenina: IAM, ¿dónde estás?

22/02/2010

¡Qué vergüenza! Hoy, 22 de febrero, en el Día internacional de la igualdad salarial entre hombres y mujeres, nos enteramos por los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) -no del Instituto Aragonés de la Mujer (IAM)- que Aragón se encuentra precisamente a la cabeza de la diferencia de sueldo entre hombres y mujeres.

Un informe de UGT explica que en la Unión Europea, el salario de las mujeres es inferior en un 15% al de los hombres, mientras que en España, las mujeres cobran un 26,3% menos de media que los hombres. Eso ya es una vergüenza en los tiempos que corren… pero en Aragón el porcentaje sube hasta el ¡32%! Casi nada…

Cuando el consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón,  Alberto Larraz, declara cosas como que “atendiendo al género, las mujeres mostraron una vez más un comportamiento comparativamente más favorable” o que “la tasa de paro femenina en Aragón es tras la de Navarra y País Vasco la más baja de España, situándose seis puntos y medio porcentuales por debajo de la media nacional” (enero de 2010), ¿qué está pretendiendo contarnos? ¿Por qué no habla de la interinidad y precariedad de muchos empleos femeninos, de su elevadísima temporalidad? Porque no le interesa.

¿Y qué opina el Instituto Aragonés de la Mujer (IAM) de todo ello, de lo que dice Larraz y de las cifras del INE o de informes como el de UGT? Se me ocurre una pregunta: ¿qué hace el Instituto Aragonés de la Mujer? ¿Conocía o no estas cifras? Si las conocía, ¿qué ha hecho para que desaparezca semejante diferencia y discriminación? Si no las conocía, ¿a qué se dedica, pues?

Me parece increíble que, en pleno siglo XXI, todavía tengamos que leernos esto. Lo malo no es que muchas lo leamos o no, sino que muchas mujeres están trabajando una parte de su tiempo a lo tonto (a lo tonto… porque no les pagan por una parte del trabajo que realizan), sencillamente porque el sistema económico, político y social les obliga a a ello para obtener sus salarios, por una razón: porque no son hombres.

No sólo las mujeres ganan mucho menos de media que los varones, sino que además tienen puestos de trabajo de menor calidad y menor estabilidad, con lo que se está condicionando su vida laboral hasta la jubilación (a menor salario, menor pensión, está claro). Y luego podemos hablar de que no sucede en todas las áreas, bla, bla, bla. Las cifras son las que son.

Las teorías están muy bien, los discursos del 8 de marzo, también, y leyes como la de Igualdad anunciaban nuevos tiempos. Pero, ¿qué sucede? Si las leyes nacen cortas, como en este caso, no se pueden esperar grandes avances sociales, pero si encima no se cumplen, o los poderes públicos no destinan recursos suficientes que permitan su desarrollo, para qué queremos más…

Ya no es que exista un ministerio de Igualdad, es que en Aragón tenemos un Instituto Aragonés de la Mujer que debería actuar como auténtico revulsivo para ir erradicando diferencias como las que hoy han llenado los informativos, para impulsar medidas transversales en las políticas de los diferentes departamentos del Gobierno de Aragón. Y no lo hace.

Entonces, ¿para qué está sirviendo, en el fondo? ¿Y qué opina la consejera de Asuntos Sociales y Familia del Gobierno de Aragón, Ana Fernández? Para que digan que no hace falta un pacto político por el empleo de calidad en Aragón, como el que propone CHA

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: