Skip to content

Palacio de Congresos… uno más de la lista

13/01/2010

Las deficiencias estructurales, de mantenimiento y gestión del Palacio de Congresos de Zaragoza, al parecer, eran un secreto a voces entre quienes lo han utilizado en su primer año y medio de vida. 60 millones de euros, ¡casi 10.000 millones de pesetas!, dar cuenta de la verdadera magnitud de este escándalo.

Solivianta comprobar cómo este Gobierno ha gastado alegremente sin prever que, una vez cortada la cinta inaugural, había que cuidar y rentabilizar al máximo este emblemático edificio. Al final, la ciudadanía es la que acaba pagando los platos rotos de este Gobierno que, en infraestructuras culturales, encadena despropósitos.

Lamentablemente, el del Palacio de Congresos es sólo un ejemplo más de la lista de proyectos que, a pesar de las grandes cantidades invertidas, han ido quedando mermados respecto a las expectativasiniciales… cuando no han fracasado directamente. ¿Qué ha sucedido con el Teatro Fleta, en el que se han invertido 15,3 millones de euros (2.500 millones de pesetas)? Después de ser desvestido de sus elementos de más valor para proceder a la restauración, ésta no se ha reanudado y este edificio protegido sigue a la intemperie. Mientras, seguimos sin contar con el gran teatro público que debía “vertebrar” las artes escénicas aragonesas.

¿Y el Museo Goya, antes conocido como Espacio Goya? Debía estar “físicamente” construido en 2008, pero ni siquiera hay proyecto museográfico y el Gobierno de Aragón guarda silencio. Eso sí, hasta la fecha se han gastado casi 5 millones de euros (786 millones de pesetas) en la redacción de los proyectos básicos para transformar la antigua Escuela de Artes de la Plaza de los Sitios, con una intervención ideada por Herzog & De Meuron nada respetuosa con la catalogación de este edificio centenario.

La obcecación del Gobierno en sacrificar la Escuela de Artes para el Museo de Zaragoza con la excusa de Goya obligó a desalojar a su comunidad educativa y a construir un nuevo centro en el Actur que iba a costar 13 millones de euros, se adjudicó por 18 y, entre unas cosas y otras, ha supuesto casi 25 (más de 4.000 millones de pesetas). Desde luego, si en el Palacio de Congresos hay goteras, en este edificio hay acabados de Otilio: aulas sin iluminación natural suficiente, baños sin enchufes, escaleras-batacazo y otras curiosidades similares.

Veremos a cuánto asciende la inversión en el Museo Pablo Serrano, que inicialmente era de 18 millones de euros y ya va, sin estar concluido, por 21 (en pesetas, 3.500 millones). Por el contrario, al CDAN (“el Guggenheim de Huesca” según la ex consejera Eva Almunia), le recortan su presupuesto de funcionamiento. Otra demostración palpable de que hay mucho para el continente pero luego poco importa el contenido.

¡Qué poco le han lucido a Aragón estos 20.000 millones de pesetas! Los sucesivos equipos de Marcelino Iglesias han desperdiciado oportunidades únicas para revitalizar la cultura de este país. Y lo han hecho tan mal que va a hacer falta un esfuerzo titánico para gestionar una herencia tan lamentable.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: