Skip to content

Derecho al aborto, derecho a decidir la propia maternidad

26/10/2009

El debate actual sobre el aborto es un falso debate que me indigna, como indigna a muchas otras mujeres, y que constituye un auténtico insulto al enorme esfuerzo realizado desde hace décadas por los movimientos feministas. Ya vale con las hipocresías de la derecha y ya vale con la falta de arrojo de los gobernantes de un partido denominado socialista que ha permitido que este tema salga como ha salido a los medios de comunicación y a la opinión pública.

Ahora resulta que estamos ante un debate “moral”… Pero, ¿qué concierne o no concierne a la “moral”?: lo que interesa, que no es casi nunca lo que interesa a las mujeres.

No hay debate “moral” con las guerras, con los genicidios, con la cantidad de niños y niñas que mueren por pura miseria, mujeres enfermas de SIDA, falta escandalosa de lo mínimo para sobrevivir, escándalos de aprovechamiento de los cargos públicos en beneficio personal… ¿Y sí hay que hablar de “moral” cuando se trata del derecho de las mujeres a decidir, como llegan a señalar hasta algunos de los hombres “más progresistas”? En mi partido, CHA, y a mí misma, nos resulta aberrante y absolutamente injustificable. 

¿Por qué los anticonceptivos siguen siendo tan caros para las jóvenes? ¿Por qué la denominada “píldora del día después” crea el más mínimo problema de moral? ¿Por qué no hay un mayor desarrollo de los centros de planificación familiar, etc., etc., etc.? Sencillamente, en todos los casos, porque interesa controlar la capacidad de decisión de las mujeres y eso es una auténtica vergüenza.

Las mujeres deben poder decidir libremente su maternidad y cuando desean ser madres, ni siquieran se les reconoce el derecho a participar en la organización de sus propios partos, que ya es grave. Y deben, por tanto, poder decidir una interrupción voluntaria del embarazo (IVE).

Pero el caso es que el supuesto “debate” sobre el aborto (que no lo es en realidad, insisto, porque lo único que hay es ruido) parece más propio de la España de hace cuarenta años, cuando las familias pudientes enviaban a sus hijas a abortar a Londres, que de 2009. Como ciudadana y como mujer, siento vergüenza de lo que estoy viendo y viviendo a estas alturas de la vida, y de escuchar lo que escucho a quienes tienen muy poco que enseñarnos a nadie sobre los derechos humanos y el propio derecho a la vida.

Si una joven tiene edad para poder ser madre, ¿por qué no va a tener derecho a poder decidir a seguir adelante o no con su embarazo. ¿O acaso es más grave la decisión de interrumpir un embarazo no deseado que la de seguir adelante con él? En absoluto, y todo lo que se está diciendo en contra de una legislación sobre la IVE es pura hipocresía, y de la más barata.

No es casualidad que los derechos de las mujeres sean cuestionados periódicamente, así que, cómo no, en época de crisis. Fue preciso mucho trabajo para que las mujeres tuvieran reconocido el derecho a decidir su maternidad en muchos países, y en el estado español sólo se pudo alcanzar una situación jurídica de despenalización en varios supuestos, negando tanto la mayoría de edad de las mujeres (tengan la edad que tengan) como su propia condición de ciudadanas de primera, porque al final, siempre hace falta la supervisión patriarcal para que la sanidad pública las asista sanitariamente en una IVE. ¿De qué derechos hablamos?

Por si fuera poco, ahora estamos viendo cómo los sectores más conservadores reclaman prácticamente la abolición de este derecho, con una frivolidad y desparpajo que no parecían tener cuando gobernaba Aznar, animados por una sociedad que, 35 años después de la muerte del dictador, aún no sabe distinguir entre lo que atañe a la vida civil y lo que atañe a las creencias religiosas de cada cual.

Una parte de esta sociedad sigue prefiriendo mirar para otro lado en plan avestruz, para gloria de la iglesia católica, que tampoco ha aprendido en este tiempo cuál debe ser su lugar, porque desde el gobierno del estado se le ha permitido invadir la vida civil hasta un límite que tendrá complicado arreglo. Basta con pensar en que sacar el crucifijo de la sala de plenos del Ayuntamiento de Zaragoza parece, hoy por hoy,  más difícil que encontrar una solución definitiva al cáncer, y eso que tiene a Juan Alberto Belloch, un alcalde socialista (?) a la cabeza…

Da toda la impresión de que habrá que seguir peleando no sólo para lograr que exista una ley en condiciones que regule la IVE desde el punto de vista del reconocimiento del derecho a decidir de las mujeres, sino para no retroceder, porque el derecho a la IVE está en peligro si el PSOE no se apoya en los sectores que debe apoyarse… Y eso es absolutamente lamentable, se mire por donde se mire. Pero es absolutamente lamentable, sobre todo, para los derechos de las mujeres.

Anuncios
8 comentarios leave one →
  1. ann permalink
    27/10/2009 1:03 am

    no sabes ni lo q dices. Vas de liberal, y tienes de liberal lo que Zapatero de tolerante. Más te valdría ir a misa

    • 27/10/2009 9:00 pm

      ¿Qué tiene que ver la misa con esto? Estamos hablando de la libertad de las mujeres. Qué fuerte. A eso me refería…

  2. 28/10/2009 4:38 pm

    Hola Nieves,
    Estoy esencialmente de acuerdo. Y hablando de los sectores en los que se apoya el PSOE, me da la sensación que ante la movilización de la derecha, el PSOE hace una especie de equilibrio que hace que la propuesta de una ley de plazos no asuma a un porcentaje de quienes hoy día deciden interrumpir su embarazo (más allá de las 14 semanas). Además, el tema de que no se necesite autorización de la familia a partir de los 16, esconde que a los 14 y a los 15 una mujer puede decidir ser madre, pero no puede decidir no serlo llegado el caso.
    Un abrazo

    • 28/10/2009 11:03 pm

      Estoy totalmente de acuerdo contigo, Rosaluxemburgo, pero, ¿te das cuenta de que nadie habla de los plazos? Creo que lo están defendiendo muy mal desde el PSOE. Un abrazo.

  3. mariado permalink
    28/10/2009 5:58 pm

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, Nieves. Lo peor de todo esto es ese debate moral con el que intentan tergiversar el tema del aborto.
    Como bien dices tiene que ver con la libertad de las mujeres…Y la verdad, estamos muy lejos de conseguir una verdadera igualdad. Lo que personalmente no soporto es que una institución medieval y machista como es la Iglesia católica intente adoctrinar y meterse en todos los aspectos de la vida, incluso en la política.
    Es absurdo que utilicen a niños o fotos de bebés en el debate del aborto….Es algo tan simple como reducir la cuestión a la más elemental lógica aristotélica: cuando te comes un huevo, qué estás comiendo, ¿un huevo o un pollo?. Y los cerdos qué comen ¿bellotas o robles?. Ni los cerdos comen robles ni los pollos son huevos con patas. Una cosa puede albergar la capacidad potencial de ser otra, pero eso no quiere decir que en ese momento lo sea. Así que….cuando un hombre(un cura, por ejemplo) se da alegría al cuerpo con sus manitas y derrocha por el mundo sus espermatozoides…¿¿está matando niños??Porque mira que los espermatozoides están cargados de vida…
    La cuestión del aborto es un tema demasiado serio, es difícil plantear la línea y el tiempo exacto que separa un grupo de células de un ser humano formado, pero lo que está claro es que algo no nacido no puede tener más derechos que una ciudadana, que una mujer.
    Lo que quiere la Iglesia es el control de lo femenino, ellos viven inmersos en su mundo medieval y feudal, y el control del cuerpo femenino era algo clásico y normal en esa época, pero claro….cómo van a admitir lo que la mayoría vemos: su hipocresía, su machismo, su derroche. Es una vergüenza.
    En fin, gracias a tod@s l@s que trabajáis defendiendo los derechos de la ciudadanía, sobretodo los de los más débiles. Todavía nos queda mucho a las mujeres…ojalá poco a poco lo vayamos consiguiendo!
    Besicos

    • 28/10/2009 11:02 pm

      Qué razón tienes, Mariado, así que no habrá de bajar la guardia, porque por mucho que vayan cambiando las cosas parece que hay temas que no avanzan en esta sociedad. Un abrazo!

  4. 12/11/2009 4:56 am

    Qué tal Nieves! Te escribo desde México y flipo! Parece que hablas de la triste situación en la que se encuentran miles de mujeres en mi país. Si así están las cosas en España, entonces pierdo mi tiempo creyendo que falta poco para que aquí se nos reconozcan nuestro derecho, como mujeres, a decidir cuándo y cómo seremos o no madres. Llaman “moral” a lo que claramente es “dominación masculina”. Porque si a estupideces vamos, entonces que se encarcele a cualquier hombre que embarace a una mujer y no se case con ella… absurdo o no?

    • 13/11/2009 6:37 pm

      Tienes mucha razón, Verónica. Por culpa de una derecha retrógrada y de un gobierno socialista timorato que nunca se ha atrevido a hacerle frente a la Iglesia católica y a impedir las intromisiones en la vida civil a la que nos tienen acostumbrados, el debate se plantea en pleno 2009 en España como si aún viviera el dictador.
      Lo peor de todo es la cantidad de hombres con traje azul marino y con sotana -real o metafórica- que pretenden seguir imponiendo su voluntad a las mujeres a través de los parlamentos, los púlpitos y los medios de comunicación, como si fueramos eternas menores de edad, mental y civil.
      A las asociaciones de mujeres y a los movimientos feministas en cualquier parte del mundo les debemos todos y cada uno de los avances de las mujeres en el siglo XX; lo que nunca hubieran podido imaginar, supongo, es que muchos años después, los gobiernos se prestarían a este juego en vez de poner en marcha leyes que garanticen de verdad los derechos de las mujeres a ejercer su libertad y su capacidad de decisión en el tema del aborto, como en tantos otros. Lo que hace falta es que no perdamos la perspectiva de la fragilidad de los cambios en cuanto te das media vuelta, con la excusa de la “moral” como bien dices, que esconde siglos y siglos de un patriarcado que se resiste a dejar de controlar la vida de las personas.
      Así que tendremos que seguir muy pendientes. Mucho ánimo, porque somos muchas, Verónica… y llevamos toda la vida en este mundo. Gracias por tu comentario y ¡muchos saludos para ti y para todas las mujeres mexicanas desde Aragón!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: