Skip to content

¿Ha vulnerado Broto la Ley de Protección de Datos?

15/03/2009

¡Vaya episodio surrealista, el pasado viernes 13 de marzo de 2009 en el pleno de las Cortes, con la consejera de Educación, Cultura y Deporte! Mª Victoria Broto nos reveló verbalmente una identidad (la del director gerente de la Fundación Goya en Aragón) que ella misma nos había negado por escrito en diciembre con la excusa de respetar la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal.  Y, eso sí, desplegó el arte de cómo defender lo uno y lo contrario y quedarse tan contenta, escandalizada y “superasombrada” (según sus propias palabras) de que el Grupo Parlamentario CHA le pidiera esa información.

Broto consideró que la información requerida carecía de “relevancia pública o política”.  Se olvida de que hablamos de una fundación privada de iniciativa pública que depende de su departamento, creada mediante decreto del Gobierno de Aragón en 2007,  que acaba de recibir una subvención de 2.000.000 de euros del departamento… ¿Qué hay de raro en preguntar por la identidad de su director gerente o la del personal del área científico-técnica, o por los criterios de nombramiento? Este tipo de datos suele ser proporcionado por otros departamentos del Gobierno sin tantos problemas. Pues bien, en diciembre, Broto se negó por escrito a dar nombrescon objeto de salvaguardar el derecho fundamental a la protección de los datos de carácter personal de las personas físicas afectadas“, pero el pasado viernes, con ese mismo criterio, reveló el del director gerente. ¿En qué quedamos?

Yo no sé quién asesoró a Mª Victoria Broto para que firmara en diciembre lo que firmó y para que el viernes dijera lo que dijo, pero se ha(n) lucido. ¿Es el propio Gobierno el que ignora los documentos que sustentan el derecho a la información en el Parlamento, y se trata de pura ignorancia de la consejera y de su equipo de asesores, o es que sencillamente no actúan de buena fe?

Cabía que Broto se disculpara tras leer los informes elaborados por los servicios jurídicos de la Cámara. Cabía que todo hubiera sido un error interpretativo, pero nunca que la consejera se atreviera a abroncar al Grupo Parlamentario CHA por atrevernos a preguntarle algo que, además, como supimos a mitad del mes de diciembre -¿lo sabía ella entonces?- estaba publicado en un lugar inesperado de la web de la Fundación. En fin, lo suyo fue un ejercicio de cinismo y de sobreactuación de segunda categoría, dignos de quien sabe que ha metido la pata hasta el cuello y dispara a diestro y siniestro para desviar el tema.

En el colmo de las contradicciones, tras revelar el nombre del cargo en cuestión, Broto insistió en que, por encima de todo, respetaba la ley y sólo proporcionaría aquellos datos que no la vulneraran.  Entonces, ¿dejó de respetar alguna ley en diciembre, negando a las Cortes una información que está obligada a dar, para salvaguardar el derecho fundamental a la protección de datos… o el viernes pasado, revelando el nombre y dejando, por tanto, de salvaguardar ese mismo derecho? ¿Habría que denunciar a Broto por vulnerar la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal? De risa.

En cualquier caso, el fondo y el contenido de la respuesta de Broto estuvieron fuera de todo lugar. Se le nota demasiado que le sobra la oposición que hace oposición. Diga lo que diga, tal y como sucedía con su antecesora Eva Almunia, le molesta que se la llame para que acuda a las Cortes de Aragón a aclarar cuestiones que gestionan, le molestan las iniciativas de los grupos parlamentarios que no buscan el lucimiento del Gobierno, le molesta que se le formule preguntas… Con estos gestos políticos, este gobierno demuestra que no acaba de estar a gusto en democracia, y menos con mayoría absoluta, y eso sí que es un problema.  Un problema, y no sólo una una mera cuestión de prepotencia…

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. 17/03/2009 8:34 am

    Hola, Nieves:
    En el debate de esta noche en Aragón TV puedes hablar de por qué los institutos, a través de los servicios provinciales de Educación, contratan a media jornada las asignaturas que los profesores titulares no quieren impartir, como atención educativa o cultura clásica. Los profesores interinos tenemos que cargar con todo lo que no quieren los titulares.

  2. 24/03/2009 11:00 pm

    Juan Carlos, el formato del programa al que te refieres permite pocas “alegrías”, no creas. Ya habrás podido comprobar que en ocasiones, a partir de un tema central se abordan multitud de subtemas e interviene tanta gente… que cuando te dan la palabra apenas sabes ya a qué querías referirte: es más que posible que se esté hablando ya de otra cosa diferente… En cualquier caso, entiendo perfectamente lo que dices, y recojo el guante de tu propuesta para plantearle la pregunta a la propia Consejera.
    Un saludo muy cordial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: